Retailer

Objetivo

Retos

Control de los principales KPI’s de cada punto de venta: ventas, afluencia y tráfico de personas, frecuencia de visita, nivel de satisfacción, redes sociales, analítica web…

Numerosos puntos de venta, motivo por el cual es difícil tener un control y gestión de la información de cada uno de ellos. Consecuentemente, el reporting y la optimización es más laboriosa de lo necesario.
Cada punto de ventas tiene distintas plataformas y proveedores con lo cual la información está dispersa y no normalizada para poder comparar y obtener insights y comparativas relevantes a nivel de grupo.
Muchas variables afectan a las ventas. El cliente necesita entender cómo trabajan juntas para poder optimizar el objetivo final.

Solución

Beneficios

Datorama ha permitido integrar distintos tipos de fuentes de información, tanto digital como offline. Se han utilizado fuentes de datos como el tráfico de personas, la afluencia al parking, los eventos y el estado meteorológico, actividad en redes sociales, analítica web y vídeo, bases de datos y newsletters, entre otros.

Automatización de la elaboración de reportes.
Mayor control sobre las fuentes de información.

Una vez se han cargado los datos, se han definido los principales KPI’s a analizar: coste por visita, visitantes promedio por día de la semana o por estado meteorológico… Con estos insights de rendimiento por producto, campaña, medio o punto de venta se puede analizar el impacto de cada canal en el resultado global.

Mayor control, en tiempo real, de todos los KPI y cómo estos afectan a los objetivos de negocio.
Obtención de insights y optimización en tiempo real.

Con Datorama se han podido diseñar dashboards específicos a tiempo real según las necesidades del usuario (director de ventas, director de marketing, shop manager…).

Democratización del acceso a la información, permitiendo a los distintos departamentos conocer en todo momento el rendimiento de las distintas actividades.

La automatización del reporting ha permitido al cliente centrarse en el análisis y optimización de las campañas, en lugar de procesar y gestionar la información. De esta forma se gana más tiempo para la toma de decisiones estratégicas en el desarrollo de las campañas.